La bola de derribo

Cuando se llevan a cabo derribos en Valencia es habitual que pensemos en una gran bola de demolición chocando contra un edificio. Pensamos en este tipo de derribos principalmente porque lo hemos visto en el cine o en la televisión pero… ¿se utilizan de verdad este tipo de bolas para las demoliciones?.

El sistema de demolición con bola de derribo

Este tipo de sistema funciona de la siguiente manera: una gran bola de acero suspendida por un cable de acero, colgada de una grúa se sujeta hacia la cabina de la grúa con la ayuda de un cable secundario. Cuando la bola tiene la posición adecuada, se libera el freno del cable para que la bola se balancee como si fuera un péndulo para que choque contra el edificio a derrumbar.

La realidad es que en la actualidad este tipo de demolición con una gran bola ya no se emplea, principalmente porque hay mecanismos más modernos y que son infinitamente menos peligrosos. Imaginaros el problema que puede suponer una mala ejecución con una gran bola de acero que pesa unas toneladas… ¿y si se rompe el cable que sujeta dicha bola? Los riesgos y las consecuencias ante un fallo pueden ser catastróficas.

Hoy por hoy se emplean principalmente cargas de voladura, porque son más seguras que las bolas de demolición o que la dinamita y además cuentan con la ventaja de que se obtienen resultados más eficientes, evitando a la par que se produzcan daños colaterales.