Las dos clases de demoliciones más comunes

Cuando se quiere hacer una obra de construcción, es muy común que antes del inicio de las obras se proceda a realizar una demolición. En este caso, contar con los profesionales de una firma de derribos en Valencia nos servirá para realizar un trabajo profesional, con la máxima calidad. Si hablamos de demoliciones, queremos tocar dos aspectos, la demolición mecánica y la manual.

Mecánica y manual, dos de las demoliciones más comunes

La demolición mecánica es la más común y se usa para la demolición total o parcial de grandes espacios. En esta clase de demolición usa un gran número de maquinaria pesada, así como diferentes clases de equipos como pueden ser las retroexcavadoras dotadas de accesorios y elementos específicos para la demolición.

Con esta clase de demoliciones se aumenta la velocidad del proceso, pero siempre que se tengan en cuenta las normas de seguridad precisas, dado que se trata de un tipo d demolición que tiene algún riesgo. Además, se requieren amplios espacios para trabajar, así como una buena planificación.

La demolición manual es la que se hace en proyectos de pequeña envergadura o demoliciones parciales. El objetivo de esta demolición tiene como objetivo la preservación de parte de los elementos estructurales, por ello no se usa maquinaria pesada sino mano de obra cualificada en diferentes técnicas y se trabaja con herramientas específicas.

Estas demoliciones son más duraderas, pero determinan un proceso específico en el que se pueden diferenciar los elementos a derribar y los que se deben mantener.