Técnicas para mejorar el terreno

Los profesionales en obra civil, para ejecutar de una manera correcta y segura su trabajo, es fundamental que conozcan bien el terreno sobre el que trabajan. Independientemente de lo bueno que consideremos la situación de un terreno, éste puede mejorarse siguiendo una serie de técnicas, de manera que se pueda reducir la permeabilidad o su capacidad de deformidad, por ejemplo.

Los métodos de mejora que se emplean

  • Mejora del terreno sin añadidos, en suelos no aglutinantes o bien materiales de relleno: Compactación activa, vibrocompactación, compactación por explosivos, compactación por impulso eléctrico y compactación superficial.
  • Mejora del terreno sin añadidos en suelos cohesivos: Sustitución/desplazamiento, precarga a través de relleno, precarga a través de vacío, electro-ósmosis o bien consolidación electro-cinética, estabilización térmica empleando calentamiento o bien congelación y compactación mediante el uso de hidro voladura.
  • Mejora del terreno con inclusiones: Vibrosustitución o bien columnas de grava, substitución activa, conduzcas de arena compactada, columnas encapsuladas con geotextiles, inclusiones recias, columnas reforzadas con geosintéticos o bien rellenos conducidos, métodos microbianos y otros métodos no usuales (capacitación de movimiento de arena a través de explosivos y el empleo de bambú, madera y otros productos naturales).
  • Mejora del terreno con agregados de tipo inyección: Inyección de partículas, inyección química, métodos de mezclado (incluyendo la mezcla anterior y la estabilización profunda), jet-grouting, inyecciones de compactación e inyecciones de compensación.
  • Refuerzo del terreno: Tierra reforzada con acero o bien geosintéticos, anclajes al terreno o bien claveteado del terreno y métodos biológicos a través de flora.
Como puedes comprobar se hace una clasificación muy versátil que permite realizar trabajos de variada índole.